Julio y agosto son sinónimo de vacaciones, sol, playa y piscina. Muchos estarán ya disfrutando de sus merecidas vacaciones mientras que otros estarán contando los días y las semanas para irse a la playa. Estemos o no de vacaciones, es el momento de mimar y cuidar de nuestra piel para protegerla de los efectos nocivos del sol. Tan importante son los cuidados previos a la exposición solar como durante o después de la misma. Es cierto que prácticamente todo el mundo sabe cómo cuidar y proteger la piel frente al sol. Sin embargo, muchos desconocen cómo cuidar la piel tras la exposición solar.

Y tú ¿sabes cómo cuidar tu piel antes y durante la exposición solar? ¿Y tras haber tomado el sol? En Farmacia Parquerozas queremos hacer un recordatorio de cómo cuidar y proteger la piel durante los meses cálidos. Como sabrás, en esta época del año existen unos factores externos e internos que pueden dañar gravemente la epidermis tales como el sol, el cloro de la piscina, la sal del mar, el viento e incluso el propio sudor puede irritar la piel. Una forma de prevenir ese daño es usando el protector solar y el aftersun. Se trata de dos cosméticos imprescindibles en la época estival. A continuación, os vamos a explicar la importancia de estos productos.

Protección solar

El protector solar se debe usar durante todo el año, aunque en verano se deben elegir factores de protección más elevados debido a que los rayos solares tienen más fuerza. Como sabemos, los fotoprotectores actúan como barrera protectora frente a los rayos solares evitando así quemarnos. También previenen el envejecimiento prematuro de la piel como, por ejemplo, la aparición de manchas y arrugas. Además, previenen que a la larga suframos enfermedades en la piel como cáncer de piel.

El protector solar se debe aplicar media hora antes de la exposición solar. Esta aplicación se debe repetir tras el baño y cada hora o dos horas, dependiendo del tipo de piel. Los días nublados también se debe usar. No te olvides de aplicártelo en todo el cuerpo lo que incluye la nuca, los pies, las rodillas y los codos, entre otras zonas. Tampoco de olvides de usar un protector labial.

Por último, elige un protector solar infantil para tus hijos ya que están fabricados para proteger la piel tan delicada y fina de los pequeños.

Aftersun o loción post-solar

Tras la exposición solar, habrá que reparar la piel. Aunque utilicemos protector solar, la piel acabará dañada del sol. Por eso, tras volver a casa y ducharnos, deberemos aplicarnos una loción post-solar ya que actuarán hidratando y reparando la piel. Destacar sus propiedades calmantes y antiinflamatorias. Además, dejarán una sensación de frescor y bienestar en la piel.

Tras aplicarnos el aftersun, la piel quedará hidratada, luminosa y con un aspecto saludable. Asimismo, las lociones post solares tienen otros beneficios como, por ejemplo, reducirá tanto el enrojecimiento como la inflamación de la piel. Asimismo, previene el envejecimiento cutáneo, aporta alivio instantáneo, evita la descamación y deshidratación de la epidermis y, por último, alargará el bronceado.

Este verano cuida tu piel de una forma correcta gracias al protector solar y al aftersun. Entra en nuestra farmacia online donde podrás encontrar las mejores marcas en fotoprotección y post-solares. En caso de tener dudas sobre qué solar o post-solar elegir, contacta con nosotros y te ayudaremos a encontrar el que mejor se adapte a tu piel.