El síndrome de piernas cansadas es un problema que afecta a más mujeres que a hombres. En verano se agravan aún más los síntomas debido al calor. Entre los principales problemas están el dolor, la sensación de cansancio, calambres, hormigueo o hinchazón, entre otros. Una de las causas más comunes es la insuficiencia venosa crónica. Esto ocurre cuando las venas pierden elasticidad y las válvulas no cierran bien lo que provoca que la sangre se quede acumulada en las piernas. Otras causas que provocan la pesadez de piernas son: cambios hormonales, sedentarismo, una mala alimentación o el calor.

Aunque no supone un riesgo para la salud, las piernas cansadas pueden disminuir la calidad de vida de quienes la sufren. Más allá de las molestias que causa el síndrome de las piernas pesadas, también pueden favorecer la aparición de las varices o de lesiones cutáneas. A continuación, desde Farmacia Parquerozas os vamos a dar unas recomendaciones para prevenir su aparición.

Recomendaciones para prevenir las piernas cansadas

En primer lugar, mantente en tu peso. Sigue una dieta equilibrada y variedad a la vez que reduces el consumo de sal ya que favorece la retención de líquidos. A esto tenemos que sumar la práctica de deporte de forma regular. Caminar, montar en bicicleta o nadar son algunas de las actividades que te ayudarán a evitar la pesadez en las piernas.

En segundo lugar, evita pasar mucho tiempo de pie o sentada. Además, deberás evitar los zapatos de tacón alto, las prendas muy ajustadas y los calcetines que aprieten mucho. Lo mejor es usar medias de compresión tanto en verano como en invierno. Podrás encontrar medias más ligeras y frescas para usar durante los meses cálidos.

Por último, después de la jornada laboral, pon las piernas en alto. Notarás alivio y bienestar. Además, evitarás que se te hinchen las piernas y los pies.

Aquilea Piernas Pesadas

Y para aliviar los síntomas ¿qué podemos hacer? Existen unas medidas que pueden ayudarnos a mejorar los síntomas de las piernas cansadas. Una forma es poniendo las piernas en alto para favorecer la circulación sanguínea en las extremidades. También notarás alivio inmediato echándote un chorro de agua fría en las piernas. Otra opción es usar geles fríos. Aplícatelos desde los tobillos hasta las rodillas mediante movimientos circulares. Así activarás el retorno.

Destacar también los complementos alimenticios para las piernas cansadas. En nuestra farmacia podrás encontrar, por ejemplo, Aquilea Piernas Pesadas. Tiene por objetivo revitalizar y refrescar a la vez que aporta sensación de ligereza en las piernas. Más allá de reducir la sensación de pesadez, también contribuye a mantener la circulación venosa normal. Aquilea recomienda tomar dos comprimidos al día. Para más información sobre el síndrome de piernas cansadas o sobre qué productos te ayudarán a prevenir y aliviar los síntomas, consúltanos.